La revista Science of Learning concluye que los cerebros de las niñas y los niños responden igual ante las matemáticas. En un estudio anterior la revista científica habia detectado diferencias sobre cómo se perciben ellas y ellos ante problemas difíciles a partir de los 6 años. A esa edad las niñas empiezan a asignar a los niños las respuestas complejas y los valores de inteligencia.

El nuevo estudio realizado por la Universidad Carnegie Mellon concluye que no existen diferencias entre niñas y niños en el desarrollo cerebral de las habilidades matemáticas. El análisis realizado por tres científicas, establece que el funcionamiento del cerebro en estas edades es similar independientemente del género y abre haciendo alusión a las afirmaciones sobre el origen biológico de la ausencia de mujeres en las carreras STEM, haciendo hincapié en la falta de evidencias profundas que la sustenten. Para las autoras, las diferencias en la representación femenina en el ámbito matemático se debe a factores socio-culturales, puesto que los análisis realizados no son capaces de establecer una diferenciación clara entre estos y los factores biológicos.

Estas conclusiones son el resultado de un estudio de la actividad cerebral de 104 niños, con edades comprendidas entre los 3 y los 10 años, cuya actividad cerebral fue medida mientras veían un video sobre cuestiones matemáticas básicas como contar o sumar.  Se estableció una comparación de los escáners de los niños con los realizados a un grupo de adultos que vieron el mismo vídeo. 

Tras realizar estas comparaciones y estudiarlo en profundidad, las investigadoras establecieron que no había diferencia en el desarrollo cerebral de las niñas y los niños. Además, tampoco se encontró diferencia en cómo los niños desarrollan las habilidades matemáticas y todos mostraron el mismo interés por el vídeo.  

https://www.nature.com/articles/s41539-019-0057-x.pdf