«Las mujeres se encuentran en el centro de la lucha contra el COVID-19»

Así comienza el informe de OECD publicado hace unos días donde destaca el papel esencial de la mujer durante esta pandemia. Según dicho informe, las mujeres lideran la lucha en la salud: representan casi el 70% de la fuerza laboral de atención médica, exponiéndolas a un mayor riesgo de infección. Al mismo tiempo están soportando gran parte de la carga en el hogar, debido al cierre de escuelas y al cuidado infantil. Las mujeres también enfrentan altos riesgos de pérdida de empleo e ingresos, y enfrentan mayores riesgos de violencia, explotación, abuso o acoso en tiempos de crisis y cuarentena. La única solución posible para que esto se regule es que existan unas políticas de respuesta inmediatas y medidas de emergencia teniendo en cuenta estos datos.

En definitiva, todas las respuestas políticas a la crisis deben incorporar una perspectiva de género y tener en cuenta las necesidades, responsabilidades y perspectivas únicas de las mujeres.

Puedes leer el informe entero aquí