La Cumbre Empresarial ‘Empresas españolas: liderando el futuro’ ha tenido lugar entre el 15 y 25 de junio, contando con más de 130 empresas, de la mano de la CEOE y su presidente Antonio Garamendi; suponiendo un hito histórico para nuestro país. Ha implicado una inclusión sin precedentes de las empresas para impulsar la necesaria recuperación económica a la que se enfrenta España tras la crisis desatada por la pandemia causa del COVID-19.

El sector financiero dio comienzo a la cumbre contando con las intervenciones de Ana Botín, Pablo Isla, Juan Roig y hasta 18 voces de diversas empresas dando visión a un diseño de reconstrucción y dinamización económica.
Se acapararon también en esta cumbre los sectores del seguro, turismo y transporte; donde pudimos contar con la participación entre otros, de Antonio Huertas y Luis Gallego, que pusieron de manifiesto las oportunidades que se abrían para nuestra economía suponiendo una posibilidad de mejora en eficiencia y competitividad.
Automóvil y sector agroalimentario dieron lugar a temas determinantes como la necesidad de recuperar el nivel de producción, impulsar el talento joven y una clara determinación de las empresas de deber y querer ser parte de la solución a la crisis, esto último mencionado por Francisco J.Riberas.
Muy destacable mencionar la RSC, que como dijo Fátima Báñez, podría resumirse en una sola palabra como es el compromiso entendido como modelo de gestión responsable; refiriéndose además de a compromiso también a sostenibilidad e inclusividad.
No puede pasarse por alto todo lo referente a la digitalización, donde se ha ido puntualizando y resaltando; a lo largo de esta cumbre en repetidas intervenciones; que no supone algo únicamente referido a tecnología si no que es algo especialmente vinculado a las personas debiéndonos centrar en un replanteamiento del sistema educativo.
Estrechamente vinculado con la necesidad de desarrollo intervinieron los expertos en geopolítica Javier Solana y Josep Pique instando a las empresas a impulsar el I+D+I y junto con ello buscar la protección del planeta.
Clausuró el Rey, Felipe VI, agradeciendo a los empresarios su constante esfuerzo y determinación para impulsar la economía.

Para finalizar, tras la clausura, se puso el broche final con las diez claves dadas por Pablo Isla:

  1. Visión medio y largo plazo
  2. Confianza a través de la seguridad jurídica
  3. Consenso y diálogo social
  4. Marco regulatorio flexible
  5. Colaboración público-privada
  6. Conservar el tejido productivo
  7. Reindustralización
  8. Innovación y digitalización del tejido productivo
  9. Estabilidad presupuestaria
  10. Igualdad de oportunidades y crecimiento inclusivo

Toda la información de la Cumbre y sus jornadas en la CEOE