En el Día Internacional del Medioambiente, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tienen un papel protagonista. Las Naciones Unidas aprobaron, en 2015, 17 Objetivos para lograr un futuro mejor y más sostenible para todos. Estos Objetivos abordar una gran variedad de temas, entre los que se incluye la protección del medio ambiente, recogida en los números 13, 14 y 15.

Tras los Objetivos del Milenio, aprobados en el año 2000 los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) pretenden recoger el testigo y resolver problemas globales que afectan a todos los Estados reconocidos por Naciones Unidas. Los primeros pasos hacia estos Objetivos se dieron con la firma del Acuerdo de Paris y ese mismo mes, 10 países en vías de desarrollo adoptaron planes nacionales para responder a la amenaza del cambio climático.

Gracias al último informe sobre cambio climático de la ONU, sabemos que la temperatura global se ha incrementado de media casi un grado en las últimas décadas y que, si continúan las emisiones de gases de efecto invernadero, a finales de este siglo, la temperatura habrá aumentado en torno a 1.5°C. Sin embargo, podemos mejorar. A través de la cooperación internacional podemos reducir las emisiones de estos gases y mitigar los efectos que ya empiezan a tener consecuencias en algunos países. La Agenda 2030 debe ser un prioridad en todos sus Objetivos.

Dentro de esta iniciativa y centrando en el cambio climático, el Secretario General de Naciones Unidas António Guterres convocó a todos los jefes de gobierno y de Estado al Climate Action Summit, que se celebrará el próximo septiembre.

Ver vídeo