Ni nosotros ni nuestros hijos conseguiremos alcanzar a ver una igualdad real durante toda nuestra vida. El salto global de género en 2020, la diferencia entre hombres y mujeres, revela que la paridad no será posible hasta dentro de 99,5 años. Es la conclusión del Global Gender Gap Report 2020.

La paridad de género es fundamental para que las sociedades y sus economías puedan desarrollarse por entero. Desarrollando e imnplementando la mitad del resto del talento disponible, creceríamos en competitividad, tanto en los distintos sectores de la economía como en el mundo de los negocios.

En los últimos 14 años, el progreso de los puntos de referencia de la desigualdad de género para 2020, camina en los 153 países evaluados en distintos planos: oportunidades económicas y de participación en la actividad económica, atención educativa, fortalecimiento y mejora de las políticas sanitarias.

Las distintas investigaciones presentan, evidentemente, una imagen variada. En general, la misión de lograr una completa igualdad de género ha mejorado si nos retrotraemos al siglo pasado y registramos sus datos y sus marcas de mejora. Así, en este siglo hemos avanzado lo que en el anterior había costado 108 años. El pronóstico más inmediato, para los próximos 12 años es el de que se debe prestar especial atención a la paridad en materia educativa. La igualdad de género se ha logrado ya  en 40 países de los 153 que comprende el ranking.